PUEBLO HERMANO DE VENEZUELA: !ESTAMOS CONTIGO!

El martes 25, se conocieron declaraciones del jefe de la CIA, la principal agencia de intervención criminal yanqui, sobre el apoyo obtenido de los gobiernos de México y Colombia para provocar “una transición en Venezuela”. El jueves, el gobierno de los Estados Unidos aplicó sanciones a altos funcionarios del gobierno venezolano y ordenó la salida de los familiares de su personal diplomático en Venezuela.

No podemos hacernos ilusiones, históricamente esa ha sido la señal para agresiones directas, o a través de traidores pagados por ellos, contra los pueblos y gobiernos que no se doblegan a los intereses norteamericanos. Lo sabemos los chilenos, que los vimos actuando en 1973 para detener los avances populares, y luego masacrando nuestro pueblo y saqueando el país.

El gobierno chileno se hace cómplice hoy de los ataques al gobierno de Nicolás Maduro y de las exigencias de los Estados Unidos y de la derecha más reaccionaria. Participa en ocultar el apoyo popular al proceso y las conquistas alcanzadas por el pueblo. Incluso sectores progresistas asumen posiciones vacilantes y ambiguas, como si las luchas políticas fueran una cuestión de buenas ideas, discutidas en salones, sobre las que podemos opinar sin comprometernos.

La neutralidad o una pretendida ingenuidad no detendrán los ataques y las presiones sobre Venezuela. Que nadie se muestre sorprendido por el aumento de la violencia derechista, o por una posible agresión militar desde el exterior. Que nadie llore después, ante los “excesos” que no supo denunciar a tiempo.

Los sectores populares en Chile no podemos tener dudas, estamos ante la repetición de una trágica historia que conocemos de primera mano: La agresión dirigida por los Estados Unidos, con apoyo de las minorías privilegiadas del interior, contra un pueblo movilizado en la creación de un destino mejor, independiente, justo y solidario, una sociedad de los trabajadores y las comunidades populares.

Por eso manifestamos nuestra más irrestricta solidaridad al pueblo venezolano y a su justa lucha contra el capitalismo y el imperialismo.

Exigimos del gobierno chileno una actitud responsable en política internacional y regional, de respeto a las determinaciones de los países vecinos, de cese de la repetición de políticas y consignas agresivas de la administración estadounidense.

Exigimos el respeto a las instituciones y mecanismos que el pueblo venezolano se atribuya soberanamente.

Exigimos el respeto total a los  principios de no intervención y de autodeterminación de los pueblos. Fin a las amenazas y agresiones imperialistas de los Estados Unidos de Norteamérica y sus lacayos.

Por la unidad y la libertad de los pueblos de América Latina