Profesores con vocación, el terror de la corporación

Por Pamela Fernández

Ya van más de 60 despidos en los liceos y colegios municipales de Providencia, esto por una supuesta falta de recursos que Evelyn Matthei, actual alcaldesa de la comuna, se encargó de hacer público desde el comienzo de su mandato con una querella a la antigua administración presidida por Josefa Errázuriz. Pero está falta de recursos no se evidenció cuando en el Liceo Siete de Providencia un grupo de cerca 25 estudiantes viajaron a Nueva York junto a tres profesoras que recibieron un premio de incentivo iniciativa de 3 millones cada una o en el financiamiento mismo de este viaje. Y así podemos seguir evidenciando situaciones que nos dejan ver que los recursos no son el argumento de fondo de estos despidos masivos.

Si vamos a los perfiles de los y las profesoras despedidas, en su gran mayoría corresponden a una comunidad de profesores, enfocada en cambiar el paradigma de la educación pública, saliendo de sus disciplinas para insertar a sus alumnos y alumnas en el mundo real, fuera de las cuatro paredes que componen la sala de clases. Esta comunidad de profesores llevaron a cabo iniciativas como el levantamiento del primer memorial para una ex alumna detenida desaparecida durante la dictadura de Pinochet, talleres de género y disidencias sexuales, entre otras iniciativas que salen del paradigma que la derecha chilena históricamente ha pensado para la educación chilena. Eliminando cursos de filosofía y formación ciudadana. Todo detrás del argumento de la reducción de recursos.

Como expresa uno de los profesores despedido, Arturo Figueroa, profesor de historia desvinculado el pasado jueves para Radio Bío-Bío: “las razones de los despidos, claramente, son politicas-pedagogicas. Los que fuimos  desvinculados nos caracterizamos por tener un vinculo cercano con las niñas, una forma de tratarlas horizontal y no basado en el autoritarismo que es la practica que viene a reimponer la nueva administración ”

Es este el argumento real de los despidos, desconocer las razones políticas, es desconocer que aún en Chile las comunidades educativas en los colegios públicos se construyen a partir del gobierno de turno. Está acción por parte del municipio se da en un contexto nacional, dónde la elección de Sebastián Piñera les permite a los municipios presididos por la derecha comenzar a encaminar sus políticas hacía un camino que pretende mercantilizar la educación pública.

Como comenta Carolina Orellana, profesora desvinculada este jueves, para Radio Bío-Bío, la municipalidad pretende no solo imponer el autoritarismo como política educacional, sino también imponer miedo y amedrentar a las comunidades y redes formadas durante los últimos 5 años. Además las comunidades educativas se verán fuertemente afectadas por este despido masivo que afectó a docentes que han roto, en gran parte de los liceos municipales de la comuna, los márgenes impuestos por el sistema mercantil en la educación.

Desde el día viernes alumnos y profesores se han manifestado abiertamente en contra de estas iniciativas impuestas por la comuna, movilizando se en diferentes partes de la comuna, llegando incluso a la toma en el caso del liceo Tajamar. Y advierten que la movilización continuará si no hay una reintegración inmediata de los profesores