¡Matías Catrileo: Presente, Ahora y Siempre!

El 3 de enero 2008, en la Región de la Araucanía, un grupo de comuneros mapuches realizaban una ocupación del fundo, Santa Margarita del agricultor, Jorge Luchsinger. Uno de esos comuneros era el estudiante universitario, Matías Catrileo. El predio rodeaba la comunidad Llupeco Vilcún y estaba siendo custodiado por Carabineros bajo el marco de la cuestionada “Ley Antiterrorista,” la misma ley ha sido denunciada por organizaciones de Derechos Humanos a nivel nacional e internacional.

Los comuneros empezaron a resistir con piedras contra la presencia de Carabineros y Fuerzas Especiales cuando el cabo segundo, Walter Ramírez Inostroza le disparó a Catrileo en el pulmón, quien murió unos minutos después.

Los comuneros que estaban presentes en el momento, se llevaron el cuerpo por temor a la alteración de pruebas mientras se escapaban de la represión policial. Finalmente, entregaron el cuerpo al Servicio Médico Legal de Temuco con la mediación de la Defensoría Pública, la Cruz Roja y el obispo de Villarrica Sixto Pazinger.

El cabo, Walter Ramírez Inostroza, fue juzgado por la Justicia Militar y condenado a 3 años y un día de predio bajo libertado vigilada por el delito “violencia innecesaria con resultado de muerte.” Luego, la Institución de Carabineros de Chile, degradó a Inostroza bajo la casual de “faltas a la ética profesional.”

A 10 años del asesinato del Matías Catrileo, todavía no se ha hecho justicia al respecto y se siguen violando los Derechos Humanos en el Wallmapu con una militarización y represión constante en las comunidades mapuche.