Las Mujeres y sus luchas de ayer, hoy y mañana

Por Equipo Prensa Irreverente

Mujeres hablan de sus realidades, de sus luchas y de sus desafíos, desde diferentes frentes y regiones del país. Prensa Irreverente las entrevistó y esto nos cuentan a días de conmemoran un nuevo 8 de Marzo. Patricia Reyes, Dirigente social de Temuco, Chile, María Araya, Presidenta del consejo de salud Usuarios del Hospital Adriana Causiño de Quintero y Morren Ramos, vocera del comité de trabajo y seguridad social Coordinadora 8 de marzo.  

¿Cómo evalúan el avance en la lucha de las mujeres en su sector, se ha logrado más equidad?

Morren: Yo creo que durante el tiempo y durante la historia del feminismo si se han logrado muchas cosas, creo que hoy día el gobierno y también la ministra que salió hablando sobre su agenda de mujer y de género va en retroceso de algunos logros que se ha tenido como mujeres y nos está quitando algunos derechos. Es por eso que hoy día las mujeres del mundo sindical nos estamos organizando, nos estamos sumando y estamos haciendo nuestro las demandas feministas porque creemos que las mujeres hoy día somos las mayores perjudicadas por el gobierno actual y por las políticas que han tenido de flexibilidad del trabajo y de precarizar aún más el mundo laboral. Las más perjudicadas en ese sentido vamos a ser las mujeres y es por eso que hoy día las mujeres nos estamos reuniendo, no solo las mujeres del mundo sindical sino que del mundo territorial, de la lucha por la vivienda, las que luchan por el medio ambiente, las feministas históricas, las feministas nuevas, los estudiantes, las estudiantes y nosotras las del mundo del trabajo asalariado.

Patricia: Hasta el momento vemos más avance, pero aún estamos en pañales. Falta mucho por hacer, las mujeres debemos tomar la iniciativa para defender a la comunidad y sus derechos propios igual, queda trabajo por hacer en este Chile actual.

María: En realidad hemos avanzado, pero llegar a tener equidad dentro de un sistema que solo lo conducían los hombres, nos ha costado pero lo estamos logrando.

La dirigencia social o sindical liderada por mujeres, ¿cuenta con apoyo de las bases, en temas que hasta hoy son de su responsabilidad, como la crianza de los hijos y las tareas del hogar?

Morren: Creo que las dirigencias sindicales hoy día y la dirigencia social que nos organizamos en la Coordinadora y hacia la Huelga, somos mujeres de base y que también contamos con el apoyo de ésta, somos mujeres que hoy día vivimos distintas formas de precaridad, pero hay muchas precariedades que se unifican y que nos tocan a todas. En ese sentido este Movimiento logra tomar las demandas de muchos tipos de mujeres que nos desarrollamos en distintos ámbitos de la sociedad pero que hoy día hay violencia y precariedades que nos cruzan a todas.

Patricia: Contamos con el apoyo constante de las bases cuando nos eligen y  confían en nosotras, sobre lo más “familiar”, siempre ha sido de la mujer la responsabilidad de criar a los/as hijos/as pero creo que es necesario seguir avanzando, organizando y dirigiendo por  igualdad para que los dos géneros asuman responsabilidades en este ámbito.

María: Tú tienes que entender que estamos dentro de una sociedad que por muchos años fue machista y que hasta las mujeres piensan machistamente, entonces, para poder liderar algo tienes que contar con las bases tienes que hacerte creer, ante las personas que te apoyan y que tratan de seguir tú mismo pensamiento en alguna lucha. Yo creo que la mujer siempre se ha mirado de esa manera, que estamos para la crianza de los hijos, para hacernos cargo de la casa, pero estos nuevos tiempos se han dado luchas para tratar de sacar ese pensamiento machista de este país. Hay que entender que los hombres tampoco van a dar el espacio fácilmente, pues ellos tienen mucho temor de que la mujer pueda ser capaz de hacer muchas más cosas que ellos, nunca han pensado de que realmente quien los crio fue una mujer, quien le dio educación fue una mujer y en su vida van a estar llenos de mujeres que después van a hacer grandes cosas y si no es por la lucha que dan ahora miles de personas, miles de jóvenes para tener una equidad y un respeto hacia la mujer, que la mujer es capaz de hacer eso y mucho más. Yo creo que en algunos años podremos logar por lo menos tener más de la mitad de la equidad que se requiere y que nos respeten como iguales porque aquí no es un hombre una mujer sino que es la persona, nosotros mismos ponemos la pared: no es hombre o es niña, es una persona que está en el mundo para poder luchar.

Temas como Aborto libre, igualdad salarial, pensiones dignas, salud sin discriminación, ¿son posibles de ganar en el Chile actual?

Patricia: Mientras el “rico” este en el poder la desigualdad  se mantendrá, Chile no es un país de rosa, nos falta mucho para lograr igualdad y tenemos que seguir construyendo un cambio de paradigma y un cambio de país, una nueva patria.

María: Mira yo creo que ha costado un poco, Chile es un país de personas machistas de pensamientos machistas, no solamente en los hombres sino que en las mujeres también. Yo creo que vamos a poder lograrlo, pero yo creo que las nuevas generaciones van a poder lograr la equidad de salarios, de salud, de Fonasa de Isapre de todo, pero en estos tiempos cada paso que se da para la igualdad femenina es una ganancia, pero en el actual creo que vamos a lograr bien poco, pero bueno seguiremos avanzando y seguiremos luchando.

¿El rol de la mujer en la sociedad. Son para usted, todas las mujeres iguales?

Patricia: No podemos maquillar la realidad, Chile recién está cambiando, la organización  y la política también es un espacio para la mujer y debemos mantener lo poco y ganar más porque aún no hay igualdad entre todas las mujeres, la sociedad discrimina por educación, clase social, apariencia física y de vestuario, la mujer chilena vive prisionera de estereotipos,  la mujer mapuche (hortalicera) vivió y en este país actual seguirá viviendo la represión, eso debe cambiar.

María: Yo creo que no, todas somos diferentes, diferentes manera de pensar, diferentes maneras de movimiento, tenemos diferentes capacidades de desarrollar diferentes actividades, pero cuando las pones todas iguales yo creo que no. Creo que somos capaces de hacer muchas cosas, pero en el tema económico social para todas las mujeres somos iguales, en esta política neoliberal que tenemos en este país las mujeres somos segundo plato y es por eso que yo creo que las mujeres debemos seguir luchando contra nuestra misma sociedad incluso contra nuestros mismos pares, para poder lograr una equidad y una igualdad en este país. Es lo que nos queda.

¿Qué mensaje les enviarían a las mujeres?

Morren: El mensaje que yo enviaría a las diversas mujeres que hoy día componemos el movimiento feminista, que hoy día este 8 de marzo es un hito histórico pero que este hito viene acompañado de un proceso histórico amplio que viene con la lucha antigua de las feministas y que hoy día está tomando fuerza social, que hoy día se está conformando en un movimiento, en un movimiento social de mujeres, pero que luchan por distintos ámbitos de mejorar la sociedad. Que tenemos que seguir organizándonos, que hoy día las mujeres somos las que pasamos al frente y no volveremos atrás, somos hoy día las mujeres las que vamos a llevar la bandera de todas las luchas que precarizan nuestra vida y que esto es solo un hito, es solo el comienzo y que el movimiento feminista le va a dar impulso a todos los movimientos hoy día en Chile.

Patricia: Las mujeres tenemos mucho que dar, somos creativas, responsables, debemos seguir luchando por nuestros derechos pero no contra el hombre como tal, sino que contra los poderosos, contra la clase alta. Esto no termina hasta que nos unamos y peleemos en conjunto, el género no se debe separar en gremios apartes.

María: Que participemos más activamente de esta sociedad, que luchemos más para exigir el respeto que nos merecemos, que nos involucremos en la política para poder cambiar este sistema neoliberal, si no nos involucramos esto va a seguir igual, aquí estamos dando los espacios que creemos que no somos capaces de hacer, yo creo que las mujeres somos capaces de hacer muchas cosas inclusive de cambiar este mundo, que salgamos a luchas por nuestros hijos, por nuestras familias, por nuestra dignidad, por nuestra libertad, por solamente tener libertad por el hecho de ser mujer, por decidir si queremos o no queremos aborto, por decidir si queremos o no queremos casarnos, por decidir si queremos o no queremos tener familia, por decidir si queremos trabajar en un trabajo o no. Sigamos luchando para que este sistema en este país pueda cambiar. Y como decía un gran amigo ¡Arriba las que luchan, esto recién está comenzando!