Kevin Rangel: vocero Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora de Venezuela

La resistencia del pueblo venezolano a las embestidas de Estados Unidos y sus aliados, ha sido tema de conversación de medios de comunicación y actores políticos que no comprenden la realidad venezolana. Por ellos nos contactamos con el vocero de una de las organizaciones más importantes del país caribeño para acercarnos a mirar esta realidad en la voz de sus protagonistas. 

PI: ¿Cuándo nace y sobre que principios se funda la corriente revolucionaria BZ? 

KR: La corriente es el resultado de un proceso histórico, que se remonta a finales de los años 80´ donde un grupo de compañeros en el Estado Apure inició el proceso con el objetivo de construir un instrumento del pueblo para su liberación y su empoderamiento, para convertirse en una alternativa política a la etapa oscura que vivía el país en manos de la derecha venezolana en el poder. En ese sentido, se impulsaban distintas experiencias de organización popular que fueron construidas en ese proceso histórico, las luchas en defensa de los derechos humanos, experiencias comunitarias y principalmente con los vecinos.  

Nacimos con la férrea convicción de que el poder debía ser disputado y construido desde abajo, que el poder popular es una herramienta transformadora y para eso la metodología principal de lucha era la organización, la formación, la movilización, la lucha permanente por construir el poder del pueblo. Ese proceso nos llevó un tiempo en madurarse. Ya con la llegada del comandante Chávez al poder político, se potenció esa estrategia. El Frente Nacional Campesino Exequiel Zamora (FNCEZ) fue uno de los instrumentos principales de lucha que logró impulsar una plataforma amplia y nacional para acompañar al presidente al rescate de tierras y en la transformación del campo venezolano. De esas experiencias fuimos construyendo otras herramientas de lucha como fue en el Frente Nacional Simón Bolívar, el Frente Nacional Comunal Simón Bolívar, para desde ahí ir articulando al pueblo organizado en Consejos Comunales y en Comunas, que eran experiencias concretas que planteó Chávez para la organización territorial del pueblo y la transferencia de poder.  

Desde ahí entonces trabajamos para profundizar el poder popular y como definíamos nosotros,  ese poder popular era Socialista, tenía que ser Socialista para alcanzar las profundas transformaciones a las que nos convocó el presidente y seguimos convencidos que es la única alternativa al modelo capitalista. En ese sentido la Corriente nace como un espacio para el encuentro de las y los revolucionarios convencidos de esas ideas, que es el pueblo el verdadero protagonista y sujeto histórico para las transformaciones, una suma de voluntades articulada y comprometidas con la Revolución. Por eso es que fuimos construyendo y sumándonos hasta  que nos articulamos en la Corriente, y desde ahí aportar a la revolución bolivariana de manera concreta y desde la base; nos mantenemos leales al proyecto y al legado histórico del comandante Chávez. 

PI: Durante estos 20 años de revolución¿cuál ha sido su papel en la lucha popular y su relación con el gobierno? 

KR: Durante los 20 años de la revolución, nos hemos mantenido acompañando las luchas en diferentes sectores, en lo comunal, en lo campesino, con las mujeres, estudiantes, con los jóvenes, en general acompañando las luchas de la gente; construyendo iniciativas, contribuyendo a su empoderamiento, desde el poder popular e incluso desde el poder formal. Hoy en día varios militantes nuestros están en instancias de poder formal que desde ahí contribuyen a ese proceso. La fortaleza ideológica y moral para poder desde esas instancias impulsar liderazgos éticos, democráticos, cumpliendo con la tarea revolucionaria apegado a los principios morales y éticos de la revolución con una estrategia clara de que hay que superar el estado actual, ampliar la democracia revolucionaria y no quitarle el protagonismo a quién le pertenece originalmente que es el poder del pueblo, simplemente ser un instrumento para ellos. Tenemos un alcalde del municipio donde inició la organización, el municipio Páez del estado Apure, trece concejales en distintos municipios y estados, principalmente en Apure y Barinas, tenemos tres compañeros diputados, cinco compañeros Constituyentes. Seguimos construyendo desde abajo en el territorio que es ahí donde está nuestra esencia, más que con el gobierno, la relación es buena, pero principalmente es con el proyecto de Chávez y la Revolución Bolivariana. 

PI. Durante el gobierno de Hugo Chávez se hizo un esfuerzo en la construcción de la Comuna y el poder comunal. ¿Cómo evalúan ustedes ese proceso y cuál fue su participación en él? 

KR: Nosotros fuimos participes de ese proceso, en la construcción de un conjunto de Comunas y de Consejos Comunales, incluso de la experiencia de Ciudad Comunal, que tiene que ver con la articulación de distintos procesos de Comuna conformándose en Ciudades Comunales. Hicimos varias experiencias como éstas y nos mantuvimos acompañando ese proceso de cerca, construyendo y haciendo el trabajo de base para ir dotando de herramientas, de elementos que permitiera a la gente organizarse y convencerse del potencial que tienen las Comunas, y también impulsando un gran movimiento comunal. De hecho construimos una organización para eso, para ir articulando todas esas fuerzas dispersas en el territorio con una clara estrategia de empoderamiento y darle potencia al Poder Comunal. Ese proceso fue un momento interesante en el que el pueblo adquirió mucha conciencia, muchos niveles de organización y que hoy se mantienen como una de las principales fortalezas de la revolución bolivariana, que es la organización territorial. Hoy hay diferentes instancias, instrumentos, pero todo avanza para que el pueblo tome y tenga la suficiente conciencia para defender la revolución, para construirla, y bueno el escenario que atravesamos también ha servido para que el territorio sea una de las principales fortalezas de la Revolución. 

Nosotros creemos que se podría y que se puede avanzar más en ese proceso, han quedado aún muchas cosas inconclusas, hace falta profundizar en la democracia revolucionaria, en la mayor nivel de protagonismo y participación de la gente, creo que esa es una etapa que debe avanzar con la revolución bolivariana para ir concretando la construcción y edificación de manera concreta un sistema de gobierno comunal, un sistema de gobierno popular con protagonismo y participación de la gente de manera directa. En el desarrollo del país, en el desarrollo de la economía, en el desarrollo y la transformación cultural, social, y en la preparación incluso para la defensa, el ámbito del empoderamiento también del pueblo en el ámbito militar para defender la soberanía, para defender la democracia, para defender la paz. 

PI: Los últimos 6 años, luego de la muerte de Chávez se agudizó el ataque hacia Venezuela. ¿Cómo evalúan ustedes impacto en las conquistas del Poder Popular? 

KR: En los últimos seis años se ha arreciado la agresión imperial contra Venezuela. Muchas de las conquistas que logramos alcanzar con Chávez en el gobierno, se han visto afectadas. Algunas en franco estancamiento, con síntomas de retrocesos. En materia de salud, principalmente en el orden del ámbito social, de la salud, de la ética. Igualmente conquistas que logramos con Chávez, como la ley de tierras y desarrollo agrario se han visto afectadas tanto por el accionar del imperio, pero también por acciones de sectores que han pretendido, digamos, truncar el avance y profundizar de las conquistas revolucionarias con Chávez.  

Nosotros planteábamos la necesidad de defender las conquistas alcanzadas como pueblo, en este transitar histórico de la revolución bolivariana y luchar por lo que falta. Creemos nosotros que todas estas conquistas el pueblo tiene que defenderlas en movilización permanente, en lucha constante, todos los logros alcanzados de la revolución. El crecimiento económico, todos los proyectos que en materia de desarrollo de la nación veníamos construyendo y conquistando, pero entonces en este proceso debe lucharse por lo que falta. Defender las conquistas y luchar por profundizar y defender la democracia revolucionaria, mayor participación, mayor protagonismo,  empoderamiento concreto y real de la gente. 

PI: En el momento actual, la arremetida de EEUU y sus aliados en América Latina ha tenido a Venezuela en una situación de colapso económico. ¿Cuál es su balance sobre el actuar del gobierno por un lado y la resistencia del pueblo por otro? 

KR: Creemos nosotros que en la etapa actual de la agresión contra Venezuela es de mucha profundidad. Es un plan contra la revolución bolivariana que busca el derrocamiento del Presidente, pero también del proyecto, y en ese sentido nosotros planteamos pues la necesidad de construir un plan para fortalecer la capacidad de resistencia del pueblo venezolano, pero también para pasar a la ofensiva.  

Una cosa es que el imperialismo tenga la intensión de derrocar a la revolución bolivariana y otra es que pueda. Nosotros creemos en la unidad cívico militar como una principal fortaleza, ahí es donde han estado dirigidos los golpes que conduce de manera directa el Imperialismo norteamericano, el cual es el enemigo que estamos enfrentando y por su dimensión, por su peligrosidad, creemos nosotros en la necesidad de pasar a estas acciones.  

El enemigo interno simplemente es un peón y es un títere de los planes y de la estrategia imperial. Para nosotros el enemigo a enfrentar es el Imperialismo y que bueno, para nosotros, será pues por la vía de la lucha, de la resistencia en las cual vamos a mantener la Revolución y a profundizar y a radicalizar.  

Creemos nosotros que debemos pasar a un plan de ofensiva que le dispute, que en primer lugar defienda, profundice y garantice la defensa del territorio, que es una nueva etapa en la cual la derecha venezolana pretende avanzar: en disputar el territorio. Territorio en el cual el pueblo de Venezuela ha mantenido la defensa de la Revolución, puesto que todo este proceso histórico ha llevado a que el pueblo venezolano se dote de herramientas, de instrumentos organizativos que le dan fortaleza desde lo territorial, desde la base. Y es por eso que creemos nosotros que en primer lugar debemos plantear acciones para la defensa del territorio, para garantizar la paz y la tranquilidad en cada una de las comunidades 

Pero también pasar a una fase de ofensiva que nos permita disputarle las banderas del humanismo y de la solidaridad a la derecha venezolana, al imperialismo. Porque jamás vamos a permitir que seres que atentan contra la misma humanidad contra la vida del planeta, contra los derechos humanos de manera permanente, contra los derechos de la gente, ahora con un ropaje, digamos con una careta de bondadosos, de solidarios y de humanistas, vengan a desatarnos la violencia y la guerra contra un pueblo que ha decidido ser libre, que ha decidido ser independiente, que ha defendido su democracia y que ha construido una democracia participativa y protagónica, y un proyecto que lleve en definitiva a la libertad de Venezuela.  

Es por eso que nosotros creemos nosotros necesario avanza en la contraofensiva, en construir las redes populares de ayuda solidaria, que podamos nosotros desde los territorios ir organizando la solidaridad y podamos ir construyendo, tejiendo, articulaciones y redes que nos permitan atender a las familias más vulnerables y vulneradas por la crisis, las que más ha golpeado la crisis. Las sanciones de EEUU, las sanciones del departamento de estado y la oficina del tesoro de Estados Unidos, a esas familias golpeadas por estos organismos, entonces nosotros desde los procesos revolucionarios debemos ir atendiendo, ir acompañando a nuestro pueblo. Desde la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora lo venimos haciendo, estamos planteando la necesidad al país de que se sume a la constitución de las redes populares de ayuda solidaria.  

Asimismo creemos pues, como lo planteamos en el comunicado, proponemos un conjunto de medidas que nos permitan también encarar la situación actual. Una política económica de emergencia, estructurada que considere la moratoria de la deuda como estrategia de contrataque al bloque financiero internacional. La flexibilización de la política cambiaria, creando mecanismo que permitan que pequeños empresarios, que pequeños productores y medianos puedan garantizar insumos e importaciones que permitan reactivar desde abajo la economía y poder encarar y desarrollar, y digamos activar el aparato productivo nacional.  

PI: En la última declaración de la CRBZ hacen un llamado a la residencia y a la organización. Creen que podrán seguir resistiendo estos ataques. Como creen ustedes puede salir el país de esta crisis inducida. Por la vía de la negociación o de la radicalización de la Revolución? 

Yo creo que el gobierno quedó muy tocado por la desaparición de Chávez, cosa que el Imperialismo aprovechó sin perder un segundo. Era un gobierno que estaba moldeado a la figura y al nivel de Chávez para entrar a una nueva realidad donde todos esos elementos, el elemento articulador y de direccionalidad era el Comandante. Bueno pues, tocaba reconstruir una dirección política y militar y en eso nos ha llevado este tiempo que viene cada vez más madurándose, para defender la soberanía nacional y nuestra autodeterminación, garantizar la paz  y la estabilidad política. Tenemos un nosotros que ha sabido llevar y encarar la situación tan difícil que hemos vivido en estos años de permanente agresión.  

Creo que el presidente Nicolás Maduro se ha puesto a la altura de los retos para garantizar la continuidad de la Revolución Bolivariana. Durante estos seis años hemos tenido que atravesar crisis, guerra económica, guarimbas (protestas), violencia callejera por parte de la derecha y el imperialismo, financiada por el imperialismo y hemos logrado el gobierno y el pueblo unido, mantener la continuidad de la Revolución Bolivariana. Con errores con desaciertos, pero bueno el presidente ha estado ahí sin descanso. En estos seis años la agresión no ha cesado pues. Cada vez más va en incremento, van probando nuevos mecanismos, nuevas prácticas de manera de desestabilizar al gobierno.  

En esta etapa creemos que el Imperialismo está en una fase de la agresión a la cual ya denomina de Operación Final y ante eso pudiéramos decir que es necesario cada vez más, o lo que ha faltado ha sido profundizar más la democracia revolucionaria, darle mayor protagonismo al pueblo y encarar con mucho realismo revolucionario la economía, tomar medidas económicas para blindar más la economía venezolana de la agresión estadounidense y sus aliados de la región.  

Creemos que es necesario dotarnos de un plan para pasar a la ofensiva y prepararnos para la resistencia. Creemos nosotros que es necesario prepáranos para un escenario y encarar de manera integral la agresión que está desarrollando el Imperialismo contra Venezuela. Por otro lado hay que exaltar el papel del pueblo en la defensa de la soberanía y de la democracia, ha jugado un papel determinante a lo largo de estos seis años. Ha desarrollado una enorme capacidad de resistencia para soportar el peso de la crisis, donde ha pegado con mayor con mayor fuerza. Ha generado salidas de manera autónoma para palearlas en momentos incluso desmovilizándose para encarar la muy difícil situación económica, familiar, al punto incluso que muchas familias se han separado para buscar soluciones en otros espacios, en otros países. Aún así sigue apostándole a la pazcomo nosotros.  

En el fondo, el pueblo que logró alcanzar una estabilidad con la Revolución Bolivariana, sabe que sólo por la vía de la Revolución Bolivariana el país puede estabilizarse. Garantía de paz, de profundizar el desarrollo de la nación y que bueno, por eso el pueblo se ha mantenido paciente, resistiendo, pero desarrollando mucha capacidad para resistir y para aguantar 

PI: En Chile organizaciones sociales y políticas han defendido la embajada de los ataques de los venezolanos de derecha que están en el país. ¿Qué piensas de estas acciones? 

KR: Y bueno a nuestros compañeros en Chile, nuestras compañeras que han estado defendiendo los espacios de territorio venezolano, han estado defendiendo la soberanía de Venezuela en sus países, ¿no?, han estado defendiendo las embajadas, los consulados, ¿no?, esas acciones nos mantienen firmes, nos dan resistencia para seguir nosotros desde Venezuela seguir resistiendo y defendiendo a la Revolución Bolivariana.  

No vamos a renunciar, no vamos a entregar el proyecto que construimos con el comandante Chávez, desde Venezuela, vamos a resistir, creemos profundamente que la solidaridad es nuestra principal fortaleza para seguir pensando y soñando en horizontes que trasciendan y sean alternativas a este brutal sistema capitalista que cada vez más atenta contra la vida de los seres humanos, contra la misma humanidad. 

¡Un abrazo compañeros!