El grito de Lola: “¡Yo no vine a matar a nadie, yo vine a morir por Puerto Rico!”

El ataque al Congreso estadounidense

El 1 de marzo 1954, un grupo de 4 nacionalistas puertorriqueños liderado por Lolita Lebrón, ingresaron a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en Washington DC a abrir fuego a los representantes del poder colonial.

Al gritar ¡Viva Puerto Rico Libre! Lolita sacó la bandera boricua y entonces sus compañeros empezaron a dispararles a los congresistas, hiriendo a 5. Los 4 revolucionarios, identificados como Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Andrés Figueroa Cordero e Irving Flores Rodríguez fueron arrestados inmediatamente después del ataque y la casa del presidente del Partido Nacionalista de Puerto Rico, Pedro Albizu Campos, fue allanada y atacada con lacrimógenas.

El motivo del ataque

El 30 de octubre 1950, el Partido Nacionalista de Puerto Rico había convocado una insurrección armada y popular en pueblos como Peñuelas, Ponce, Mayagüez, Naranjito, Arecibo, Utuado, Jayuya y San Juan. La insurrección fue aplastado por las fuerzas pro-coloniales con la ayuda de las fuerzas norteamericanas. 2 años después, el presidente norteamericano, Harry S. Truman, convocó una plebiscito que los nacionalistas consideraron “engañoso” dado que las opciones eran “seguir como colonia de los Estados Unidos” o “convertirse en un Estado Libre Asociado” (esta última sigue siendo el estado actual de la isla caribeña). No había ninguna opción respecto a la independencia.

Por eso que los nacionalistas decidieron atacar en Washington DC para gritarle al mundo que Puerto Rico seguía siendo un país esclavo del imperio yanqui.

A continuación les dejamos algunas frases de la líder del ataque, Lolita Lebrón:

“Tuve el honor de dirigir el acto contra el Congreso de los Estados Unidos el 1 de marzo de 1954, cuando nosotros demandamos la libertad para Puerto Rico y le manifestamos al mundo que nosotros somos una nación invadida, ocupada y abusada por los Estados Unidos de Norteamérica. Me siento muy orgullosa de haber actuado ese día, de haber contestado el llamado de mi Patria.”

“Lo haría de nuevo. La lucha armada es el último recurso de los pueblos. Los libertadores no somos unos matones pero no existía otra manera de reclamar. Además, ¿con qué derecho hablan de terrorismo países que han asesinado a miles de personas para conseguir su condición de nación? Muchos de los héroes que ahora venera EEUU fueron terroristas para los ingleses. Terrorismo es lo que hicieron ellos cuando nos invadieron y prohibieron el español. Los niños tenían que pedir permiso en la escuela en inglés para ir al baño y muchos se hicieron sus necesidades encima antes que hablar en ese idioma. Eso sí es terrorismo.”