Granada: “¡Adelante, siempre! ¡Atrás, nunca!”

El 13 de marzo 1979, se proclamó el Gobierno Popular Revolucionario de la isla caribeña, Granada.

El régimen corrupto

Eric Gairy fue el primer ministro después de la independencia de la isla de Gran Bretaña en 1974. Tenía un ejército privado que se llamaba el “Mongoose Gang” que torturaba y asesinaba a los opositores del régimen. Recibía apoyo desde los Estados Unidos y sus secuaces fueron entrenados por el General Augusto Pinochet. Se fue exiliado a los Estados Unidos durante la revolución.

La proclamación del Gobierno Popular Revolucionario

Aprovechando de la ausencia del primer ministro corrupto, Eric Gairy, el Movimiento New Jewel (NJM), liderado por el abogado, Maurice Bishop, se apoderó de las comisarías, la emisoras de radio, los cuarteles y los edificios gubernamentales de todo el país. El ataque fue gestionado por el Ejército Popular Revolucionario, brazo militar del NJM.

Se suspendió la constitución y Bishop, quien se convirtió en el Primer Ministro de la revolución, anunció las medidas revolucionarias. La revolución se caracterizó por socialista bajo su liderazgo.

El comienzo de la revolución y la solidaridad internacional

Se crearon cooperativas agrícolas en los campos y se hizo una campaña de alfabetización con consignas como, “Cada uno enseña al otro,” “Si sabe, enseñe, si no, aprenda” y “La educación es producción también.” En sólo 4 años el nivel de cesantía se bajó de un 49% a un 14%.

Desde Cuba, recibieron mucho apoyo y solidaridad. Maestros, profesionales de salud y obreros de construcción llegaron a Granada a construir para la revolución popular de carácter socialista. Los cubanos ayudaron en la construcción del aeropuerto internacional.

La organización popular: El camino hacia el poder popular

Se crearon muchas organizaciones para construir el poder popular en Granada. Primero, las mujeres se organizaron en la Organización Nacional de Mujeres para participar de las decisiones políticos. A través de su organización lograron el salario igualitario entre los hombres y las mujeres y el post-natal pagado.

Además, se crearon Centros para la Educación Popular y la Organización Nacional de Jóvenes. Se fortaleció y se expandió el Ejército Popular Revolucionario con la ayuda de Cuba y la Unión Soviética para combatir el gobierno hostil de Ronald Reagan.

Las divisiones internas

Bernardo Coard, quien era asistente de Bishop y amigo cercano, empezó a tensionar las relaciones dentro del gobierno ya que quería compartir el poder con el dirigente revolucionario. Finalmente, en octubre 1983, Coard pidió la detención de Bishop pero éste fue soltado debido al apoyo masivo que recibió. Sin embargo, fue fusilado junto a siete compañeros suyos el 19 de octubre. Coard se tomó el poder e instaló un toque de queda de cuatro días con pena de muerte

La invasión norteamericana

El 25 de octubre 1983, los soldados yanquis invadieron la isla caribeña bajo el mandato del entonces presidente, Ronald Reagan. La invasión fue conocida como la Operación Furia Urgente.

La invasión se hubiese realizado antes pero debido al apoyo popular de Maurice Bishop, no se pudo realizar hasta el golpe de estado conducido por Bernardo Coard. El pretexto que utilizó Reagan era que a través del aeropuerto internacional que se estaba construyendo, podrían mandar armamentos a las guerrillas centroamericanas.

Los trabajadores cubanos y los granadinos resistieron con mucho valor aunque eran pocos comparados con las fuerzas invasoras. Los cubanos eran 700 y los granadinos eran 1.500 mientras que los invasores eran 7.500.

Los soldados norteamericanos se quedaron en Granada hasta diciembre para “establecer el orden.” Se hizo en gobierno interino donde se eliminaron las cooperativas agrícolas y la tierra fue devuelta a los terratenientes, se eliminaron los Centros para la Educación Popular y la campaña de alfabetización.

Eventualmente se realizaron elecciones y salió electo, Herbert Blaize, como primer ministro.

En 2009, el aeropuerto internacional se renombró Aeropuerto Internacional Maurice Bishop en honor al revolucionario popular.

Por Benjamín Alaluf