Estudiantes de toda América Latina y el Caribe se reunieron en Caracas

Por Victoria Cárdenas

Más de cinco mil estudiantes de toda América Latina y representantes de liceos y universidades de Venezuela, se reunieron para discutir sobre la coyuntura política internacional y la hoja de ruta del movimiento estudiantil Latinoamericano y Caribeño. 

La cita se dio en la ciudad de Caracas, del 20 al 25 de mayodonde se desarrolló el XVIII Congreso de la OCLAE (Organización Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes), ahí se debatieron y resolvieron los principales elementos para fomentar y continuar con la defensa de la educación pública, gratuita, de excelencia, con una perspectiva transformadora, no sexista y emancipadora en cada uno de los países que se hicieron presentes 

Además, se realizó un llamado profundo y categórico a luchar contra el mercado que se ha impuesto en la educación en diversos países del continente. También se abordaron la situación de los estudiantes de los posgrados, comprendiendo que deben ser sumadas sus legítimas reivindicaciones como parte de la lucha de los estudiantes y a su vez ir generando las instancias para que los estudiantes se vayan vinculando con otros actores que se encuentran en un proceso de lucha por la defensa de sus derechos, con el objetivo de ser parte de la articulación entre los diversos sectores. Entendiendo que esto no solo se debe hacer a nivel local, sino que también internacionalmente para poder materializar a través de estas acciones la solidaridad entre los pueblos. 

Sumadas a las definiciones en el ámbito educacional, se generaron espacios de discusión sobre el contexto que están viviendo los venezolanos, a propósito del bloqueo económico que mantiene Estados Unidos al país caribeño. También se trató, cómo se vive la cotidianidad en las calles de Caracas, donde se refleja una profunda reflexión en cuanto al bloqueo comunicacional que existe de lo que sucede en el país bolivariano, además de poder plasmar a través de una declaración la posición política que asumen los estudiantes con el proceso de construcción bolivariana que ha asumido el pueblo de Venezuela.  

Uno de los elementos más importantes de la declaración en relación al contexto venezolano es la disposición de los estudiantes en cuanto a “defender la soberanía y la autodeterminación de los pueblos a través de los espacios y los mecanismos que sean necesarios, los representantes de más de 19 países y 31 organizaciones estudiantiles del continente reafirmamos nuestro espíritu anti imperialista precisamente en uno de los países que está siendo atacado por el imperialismo a través de una guerra económica, ideológica y política” 

Sumado al apoyo a la revolución bolivariana, los participantes expresaron su posición también ante otras situaciones políticas que se están viviendo en otros países, como la condena al asesinato de los líderes y lideresas sociales en Colombia y el incumplimiento de los acuerdos de paz realizados en ese país.  

También tuvo un amplio espacio, la discusión sobre el movimiento feminista en América Latina, donde asumen la “defensa de los derechos sexuales y reproductivos como reivindicación histórica de las mujeres, denunciamos los crímenes de odio y femicidio que refuerzan el poder patriarcal” … “Además de condenar las agendas políticas e ideológicas que pretender arrebatar los derechos ya conquistados de la mujer y los sectores LGBT ganados a través de la lucha del pueblo” … “Para combatir esta avanzada del movimiento estudiantil trabajará por asegurar en todos los espacios mediante la educación emancipadora una educación diversa, inclusiva y anti patriarcal”.