Estudiantes de Latinoamérica y el Caribe se activan contra la ofensiva neoliberal que amenaza a la educación pública

Diversas organizaciones estudiantiles universitarias y secundarias se reunieron en Brasil, con el propósito de acordar una hoja de ruta que les permita tener un plan de acción común entre los diversos países miembros. Estas organizaciones buscan frenar las políticas mercantiles que ponen el peligro la educación pública y la soberanía de los pueblos en la región.  

La Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) que agrupa a estudiantes de Chile, Perú, Nicaragua, Brasil, Ecuador, Puerto Rico, Cuba, Costa Rica, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Colombia, México, Guatemala, Hondura, El Salvador, entre otros, ratificaron el preámbulo de sus estatutos declarando “lucha por conquistar la verdadera justicia social para nuestros pueblos, tiene el reto de  lograr un orden económico, político y social justo y equitativo que propicie el afianzamiento de los mejores valores humanos. Nuestra lucha contra el Imperialismo Yanqui y todo aquel que intente imponer políticas irracionales, ya sea mediante el uso de la fuerza o de cualquier medio que socave la soberanía de nuestra región, debe basarse en la unidad que ha caracterizado al movimiento estudiantil revolucionario así como en los lazos de amistad, hermandad y solidaridad que han existido entre nuestros pueblos por el interés común de lograr una real y definitiva independencia”, este acuerdo firmado por todas las federaciones presentes es lo que lleva a definir un plan común de acción ante el contexto que se vive en el continente principalmente entendiendo a los estudiantes como agentes de resistencia y cambio ante las políticas neoliberales que se están llevando adelante en América Latina. 

Algunos de los objetivos que se propusieron alcanzar con esta coordinación regional, fueron “Defender la educación pública, gratuita y de calidad, como responsabilidad de los Estados y la autonomía estudiantil” y  “Reafirmar la posición antiimperialista de la OCLAE en la defensa de la soberanía, libre autodeterminación de los pueblos y el rechazo a la intromisión de una potencia extranjera”. Para poder lograr estos objetivos pusieron énfasis en que se deben generar movilizaciones en cada país, en las que se visibilicen los temas que afectan a los estudiantes, como también poder generar procesos de difusión tanto en las casas de estudios, como en las redes sociales, de forma que los diversos pueblos se vayan sumando a las demandas específicas y transversales del movimiento estudiantil de cada país. 

También se proponen generar debates sobre la mercantilización de la educación en cada país, la orientación del conocimiento, la Educación no sexista, democratización de las comunidades educativas, acceso y gratuidad en la educación, entre otras temáticas comunes. 

Además, se abordó en este evento, la problemática de la violencia hacia la mujer, poniendo como objetivos poder “Incorporar una cultura no sexista en los centros estudiantiles; Combatir los feminicidios, el machismo, el acoso, entre otras manifestaciones denigrantes para el trato por igual; Vincular la lucha de la mujer con todos los problemas sociales generados desde el capitalismo y el neoliberalismo” 

Como cierre de las diversas tareas que se ha propuesto esta organización estudiantil latinoamericana, se realizará el mes de Mayo del presente año, el XVIII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes en Venezuela, con el objeto de poder generar una síntesis y los pasos a seguir en el continente.