Entrevista a Sara Robles, vocera de la ACES: “No les creemos (…) fracasaron con su modelo neoliberal, injusto y miserable”

Con 16 años y cursando el último año de liceo, Sara asume la vocería de la más grande de las organizaciones de secundarios de carácter nacional. Alumna del Liceo 7 de niñas, en la comuna de Providencia, nos comparte los desafíos que enfrenta como representante de uno de los sectores sociales más confrontacionales a los gobiernos de turno y, en especial, al Ministerio de Educación, al que acusan de ser el responsable de la crisis de la Educación Pública en Chile. Prensa Irreverente conversó con esta joven dirigente sobre los desafíos presentes y futuros de los estudiantes.

PI: ¿Qué te motivó para involucrarte en el Movimiento Estudiantil?

SR: Desde pequeña me interioricé en los conflictos sociales y, por sobre todo, en el conflicto educativo, que en esos años ocupaba con gran fuerza el escenario público. Yo cursaba octavo básico en el Colegio Mercedes Marín del Solar, donde era presidenta del Centro de Estudiantes, cuando mi hermana había rendido la PSU y no le alcanzó el puntaje para estudiar lo que ella quería. Ahí me enfrenté, por segunda vez, al dolor de mis hermanas que soñaban con seguir estudios universitarios, pero que se enfrentaban con dificultades a este proceso, debido a la mala educación pública que ellas recibieron y a lo complicado que es, para una familia, mantener dos carreras universitarias. Fue a través de estas vivencias que las demandas del movimiento estudiantil me hicieron sentido, que las demandas tomaron rostro y dejaron de ser sólo consigna, se hicieron carne.

PI: ¿Qué rol crees que va a cumplir la ACES este año?

SR: La ACES se ha caracterizado, históricamente, por ser la Asamblea que, a través de su discurso, ha denunciado los conflictos educativos y de cómo la clase política ha sido incapaz de resolverlos. Actualmente, estamos frente a un escenario en donde el gobierno dice haber entregado respuestas a nuestras demandas a través de sus leyes, una vez más. Este discurso oficial ha generado que el pueblo habite en la confusión pues, por un lado, ya está en tramitación la solución al conflicto estudiantil. Sin embargo, los estudiantes no paran de hacer ruido. Es en este contexto que nuestra tarea, este año, consiste en mostrarles, a los distintos actores sociales, que esta respuesta del ejecutivo y el congreso no son más que medidas placebo que no plantean cambios estructurales en términos educativos, por lo que seguiremos en la calle hasta hacernos escuchar.

PI: ¿Cómo estudiante, que piensas de las actuales luchas y movilizaciones de los trabajadores y la relación con el Movimiento Estudiantil?

SR: Nosotros, los estudiantes, ya llevamos más de dieciséis años denunciando los conflictos existentes en el modelo educativo actual, nunca olvidando que estos conflictos educativos son solo una de las tantas injusticias que replica este sistema. Es por esto que, nos parece esencial el despertar de los compañeros trabajadores, su articulación y la formación de un movimiento social que plasme sus demandas y exteriorice la poca dignidad que hoy existe en Chile. Es por ello que, como asamblea, nos planteamos como uno de nuestros más importantes objetivos de este año apoyar y hacernos partícipes de las causas que hoy levantan los movimientos sociales, tales como NO+AFP, Ni una menos, la lucha medioambiental, el apoyo a las comunidades mapuche, entre tantas otras luchas que día a día se levantan en Chile.

Llevamos más de una década en la calle y seguiremos ahí, hasta que este gobierno, la derecha y los empresarios dueños de Chile, entiendan que no les creemos, que fracasaron con su modelo neoliberal, injusto y miserable.