[Editorial] – Contra todo tipo de opresión: feminismo y revolución

Fue en pleno apogeo de la llamada Revolución Industrial, que el 8 de marzo de 1857, trabajadoras textiles decidieron salir a las calles de Nueva York para protestar por las míseras condiciones laborales a las que eran sometidas.

También en marzo pero el año 1911, se incendió la fábrica de camisas Shirtwaist de Nueva York. Un total de 123 mujeres y 23 hombres murieron. La mayoría eran jóvenes inmigrantes que tenían entre 14 y 23 años.  La causa de aquel incendio sería una colilla mal apagada tirada en un cubo de restos de tela. Sin embargo, la razón de las muertes de estas trabajadoras y trabajadoras, fue que no pudieron escapar porque los responsables de la fábrica cerraron todas las puertas de escaleras y de las salidas, para evitar supuestos robos.

En 1910, durante la 2ª Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague con la asistencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, se decidió proclamar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Detrás de esta iniciativa estaban defensoras de los derechos de las mujeres como Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo.  En marzo de 1911 se celebró por primera vez el Día de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Se organizaron mítines en los que las mujeres reclamaron derecho a votar, a ocupar cargos públicos, a trabajar, a la formación profesional y a la no discriminación laboral. Rusia adoptó el Día de la Mujer tras la Revolución rusa de 1917. En China se celebra desde 1922, mientras que en España se celebró por primera vez en 1936.

El color morado es el color representativo del Día de la Mujer, como signo de su reivindicación. Fue el color que en 1908 utilizaban las sufragistas ingleses. En los 60 y los 70 las mujeres socialistas escogieron este color como símbolo de la lucha feminista y posteriormente se le asoció a la jornada que se celebra cada 8 de marzo.

En Chile, cada 8 de marzo miles de mujeres siguen marchando por las mismas reivindicaciones que lo hicieran hace más de un siglo.