Ecuador: El país paralizado

Redacción por Resumen Latinoamericano

En cadena nacional ofrecida la noche del jueves, el presidente Lenín Moreno advirtió la noche del jueves que las personas “que violen la ley serán detenidas”.

Las organizaciones indígenas de la provincia de Tungurahua, en el centro de Ecuador, anunciaron el jueves que se suman al paro nacional en rechazo al “paquetazo” económico implementado por el Gobierno del presidente Lenín Moreno.

En cadena nacional ofrecida la noche del jueves, el presidente Lenín Moreno advirtió la noche del jueves que las personas “que violen la ley serán detenidas”.

En un video colocado en la red social de Twitter informaron que a partir del primer minuto de este viernes 4 de octubre procederán a cerrar las vías de comunicación de la entidad.

El estado de excepción, decretado por Moreno a partir de ayer jueves y vigente por 60 días, “nos convoca a paralizar la provincia de Tungurahua (…) estamos convocando a los dirigentes, a las bases en general que a partir de la medianoche paralizar, a cerrar las vías permanentemente hasta que el Gobierno nacional escuche el pedido del pueblo ecuatoriano”, dijeron los líderes en el video.

Ecuador vivió el jueves una jornada de paralización y protestas populares en rechazo a las medidas anunciadas el miércoles por el presidente Moreno, que son consideradas por los sectores sociales como lesivas a sus intereses.

El «paquetazo» económico, implica, entre otras acciones, una disminución de salarios a empleados públicos en un 20 por ciento, la intención de privatizar aportes jubilatorios y reducción de las mismas, el recorte de un día de trabajo a los empleados de empresas públicas.

Asimismo, el retiro de subsidios a la gasolina y diésel y la liberalización del valor de la misma, lo que -afirman los críticos del presidente Moreno- derivará en el aumento de precios de todo tipo de bienes, servicios y transporte.

La noche del jueves, la Secretaría General de Comunicación emitió un mensaje en cadena nacional, el cual básicamente fue un resumen de las políticas tomadas por la administración de Moreno, quien amenazó a los ciudadanos que se manifiesten en contra del “paquetazo”.

No hubo acuerdo, paro se mantiene

Las intensas negociaciones y diálogos entre representantes de la transportación y delegados del Gobierno no se concretaron en acuerdos, por lo que el paro de transportistas se mantiene, aseguraron sus dirigentes.

Según afirmaron, la única condición que ellos plantean para levantar la medida de hecho es que se derogue el Decreto presidencial que elimina el subsidio a la gasolina extra y diésel, lo que no fue aceptado por los delegados del Gobierno.

La propuesta oficial, según los dirigentes, es establecer una serie de compensaciones que los gremios dicen no aceptar.
No ceden ante el Gobierno

Jorge Calderón, presidente de la Federación Nacional de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador, aseguró que han mantenido las puertas abiertas para dialogar con los diferentes delegados del Ejecutivo, como Paúl Granda, presidente del Directorio del IESS, pero que no dio los frutos esperados.

“El único punto que pide la transportación de Ecuador es que se derogue ese Decreto, porque es atentatorio a la escuálida economía de los ecuatorianos”, manifestó Calderón.

Por su parte Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), agregó que el Gobierno ofrece medidas compensatorias a la transportación, pero que el Decreto ha elevado los combustibles y la operación del transporte no soporta la carga económica que eso les representa, por lo que al no haber acuerdos con el Gobierno, ratifican la medida de hecho en todas sus modalidades. 

Divisiones
Sin embargo, un sector que se deslinda del paro es el de transporte pesado. Su presidente, Luis Felipe Vizcaino, dijo que abren el diálogo con el Ejecutivo y no se suman a la medida de hecho.

EL DATO
Los dirigentes del taxismo mandaron un mensaje a sus agremiados para que no muevan las unidades de sus sitios y mantengan el paro.Los dirigentes aseguraron que el paro fue un éxito, pero deslindaron responsabilidades en hechos de violencia que se generaron en la jornada de ayer.

Además, aseguraron que el bloqueo de vías que afectaron calles y carreteras del país fue generado por ciudadanos y organizaciones sociales que respaldan el paro ya que, señaló, también se ven afectados por las medidas económicas.

A la expectativa 

El diálogo para intentar superar el paro continuará este día, aseguraron. Los dirigentes también cuestionaron el Estado de Excepción que decretó el presidente, Lenín Moreno; sin embargo reconocieron que es una potestad del Ejecutivo.

Mientras que Mesías Tatamuez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores, afirmó que con o sin Estado de Excepción continuarán con las movilizaciones y preparando una huelga nacional prevista para mediados de este mes.

Tatamuez aseguró que este no es un paro solo del sector de transporte sino del pueblo en general, ya que participaron obreros, estudiantes, maestros, amas de casa, entre otros.