Dirigentes sindicales de la Central Clasista realizan protesta contra servicios mínimos

Dirigentes sindicales de distintas organizaciones base de la Central Clasista fueron hoy al Ministerio del trabajo y a la Dirección Nacional del Trabajo a entregar una carta en la cual exigenque se agilicen los tiempos de respuesta ante los servicios mínimos y a demandar que se considere por el momento 2 exigencias de la Central para modificar el artículo 360 del Código del trabajo.
A continuación acompañamos el texto de la carta entregada hoy:

Santiago, 03 de Enero de 2019

Señor
Nicolás Monckeberg Díaz
Ministro del Trabajo
Presente

Señor:
Mauricio Peñaloza Cifuentes
Director Nacional del Trabajo
Presente

La Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores, sostiene con firmeza que el actual Código del Trabajo no resguarda como corresponde los derechos de quienes venden su fuerza de trabajo al capital.

Es más sucesivas reformas laborales, en los distintos gobiernos desde 1990, solo han insistido en precarizar la relación capital – trabajo, permitiendo que la polifuncionalidad y la flexibilidad laboral se instalen como baluartes de un sistema de abuso y desconocimiento de los derechos laborales.
Para nosotros la única reforma efectiva, es la construcción de un nuevo Código del Trabajo que reconozca derechos como el pago de locomoción y colación por día trabajado, la obligatoriedad de la patronal de asumir el costo previsional, así como la obligatoriedad en la repartición de las ganancias de las empresa, ganancias que son fruto exclusivo del trabajo humano, entre las demandas más urgentes.

No obstante lo anterior y en el entendido que nuestro rol como organización sindical radica en la educación de los trabajadores respecto de sus derechos irrenunciables, así como la construcción de organizaciones sindicales dotadas de capacidad de incidir en las relaciones empresa – trabajador, consideramos importante expresar nuestra opinión respecto de las actuales dificultades en la ley laboral, particularmente aquellas que impiden incluso el normal desarrollo de los procesos de negociación colectiva, todo esto producto de las últimas reformas aprobadas durante el gobierno de Michelle Bachelet.

Por todo lo anterior es que venimos en presentar a usted la preocupación de muchos trabajadores organizados, quienes luego de sortear las trabas impuestas por la legislación para negociar colectivamente se ven impedidos de iniciar el proceso de negociación, pues deben esperar 15 días mientras la empresa resuelva demandar o no los servicios mínimos.

Si bien la legislación entrega a todos los constituyentes de un sindicato un fuero por 30 días desde la constitución del sindicato (artículo 221), esto se va prácticamente al tacho de la basura si es que el empleador solicita servicios mínimos y se inicia el proceso que establece el articulo360, específicamente en el inciso 4to.

En efecto, la norma legal en comento es bastante clara en cuanto a que mientras no esté resuelto el fondo de dichos servicios mínimos, no se inicia el proceso de negociación colectiva y por lo tanto – vencido el fuero de los 30 días post constitución del Sindicato – todos los trabajadores que participaron de esta constitución quedan expuestos al despido al no existir fuero alguno que los proteja.

La lectura del citado artículo 360 deja explícitamente establecido que mientras las autoridades – director regional del trabajo y director nacional de trabajo – no se pronuncien respecto de la petición del empleador, no es posible el inicio del proceso de negociación colectiva con las garantías que el mismo establece, en particular la existencia de fuero para los trabajadores que han constituido el Sindicato con la intención de negociar colectivamente. El resultado no es otro que el hostigamiento y la persecución a la organización sindical con un resultado más que predecible. La desarticulación cuando no el término de la organización sindical.

En el caso de aquellas organizaciones que iniciaran un nuevo proceso de negociación se presenta un problema similar que tampoco ha sido considerado por el legislador. Nuevamente tenemos ante nosotros la potestad que la legislación otorga a los directores del Trabajo. Si bien es cierto que el Director Regional tiene un tiempo acotado para pronunciarse no sucede lo mismo con la decisión final del Director Nacional del Trabajo, que podría llegar a superar los 180 días que se otorgan, a la empresa para solicitar los servicios mínimos y a los sindicatos para oponerse a esa propuesta patronal.

Por todo lo anterior es que venimos en demandar de su ministerio, habida cuenta de que se trabaja o trabajará en la presentación de una propuesta de reformas laborales considere, por el momento, las 2 siguientes exigencias de nuestra Central

1.- En el inciso cuarto del artículo 360 del Código del Trabajo: ,El plazo para que el patrón presente una propuesta de calificación de los servicios mínimos no superará los 5 días desde la notificación de constitución del Sindicato. Asimismo el director regional o quien correspondiere no podrá demorar su resolución más allá de 10 días y si se requiere que el director nacional se pronuncie, el plazo para dicho pronunciamiento no podrá superar los 15 días.

Con estas modificaciones, el proceso al que podría acceder la empresa no se extenderá más allá de 30 días y se desarrollará mientras los trabajadores gozan del fuero que la ley les otorga para constituir sindicatos, lo que servirá como freno a cualquier intento de querer disminuir o eliminar el derecho del sindicato a negociar colectivamente.

2.- En el inciso antepenúltimo del artículo 360: El punto aparte (.) debe ser reemplazado por una coma (,) e incorporar la siguiente lectura” En cualquier caso el pronunciamiento del Director Nacional del Trabajo no podrá exceder los plazos en que se debe desarrollar la negociación colectiva, según lo indica el artículo 333 del Código del Trabajo”.

Sin otro particular saludan a usted.

Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores