En defensa del movimiento estudiantil

Por Julio Antonio García

Hoy en varios canales, la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, dijo que “no veo cual es el objetivo” en referencia a las distintas tomas de liceos en Santiago, entre ellos el Liceo 7 Teresa Pratts, el Instituto Nacional, el Liceo Confederación Suiza y el Liceo 7 de Providencia. La Ministra Delpiano igual que todos los ministros anteriores jamás han escuchado los petitorios y las demandas históricas del movimiento estudiantil. En cambio, juran ser los grandes defensores de la educación pública cuando han hecho exactamente lo opuesto.

En el canal Mega hicieron un reportaje burdo sobre las tomas del Liceo Confederación Suiza y el Instituto Nacional. Grabaron el desalojo del Liceo Confederación Suiza como si fuera una escena de crimen. Sólo se enfocaron en la cantidad de detenidos y entrevistar a Carabineros sobre su labor. Nunca mencionar las demandas por las que los estudiantes se tomaron el colegio. Su petitorio consiste en lo siguiente: mejoras en los baños, gimnasio, sala para estudiantes, mobiliario e implementación, remodelación del sistema eléctrico, y  un enfermería. 

Luego pasaron al Instituto Nacional y entrevistaron a varios estudiantes para pedirles que opinasen sobre la toma. Obviamente entrevistaron solamente a los que votaron que no a la toma para crear una tendencia falsa (cabe recordar que el estudiantado vota democráticamente por si se movilizan o no). Hasta en el titular decía algo como “estudiantes no conformes con la toma.”

Siempre es lo mismo; los grandes medios como TVN, Canal 13, Mega y Chilevisión y los grandes diarios como El Mercurio, La Segunda, LUN y La Tercera criminalizan y tratan de convencer a la población chilena que el movimiento estudiantil está lleno de delincuentes y flojos.

Pero no podrían estar más equivocados. Mucha gente sabe y ha comprendido que gracias a las movilizaciones hemos obtenido avances como mejoras en infraestructuras, aumento de becas para estudiar e incluso la gratuidad parcial con letra chica que introdujo la Nueva Mayoría.

Por todo eso y por más, hay que defender al movimiento estudiantil