Declaración Pública – FENATRASE, Federación Nacional de Trabajadores del SENAME

Frente a la situación de crisis del Servicio Nacional de Menores, que afecta tanto a las niños y jóvenes, como a los trabajadores y trabajadoras declaramos lo siguiente:

1. Para conocimiento de la ciudadanía en general y especialmente para quienes trabajamos en el SENAME es fundamental aclarar que este estado de cosas no es algo nuevo ni ocasional, y que es un conjunto de problemáticas permanentes, que los niños, jóvenes y trabajadores, vivimos desde hace ya mucho tiempo, al interior de los Centros de Atención Directa y en los Hogares y Programas de la Red de Administración Privada de las Instituciones Colaboradores del SENAME.

2. Queremos dar a conocer que los serios problemas e irregularidades que tiene el Servicio en su dirección político-administrativa, que han afectado a los niños, niñas y jóvenes, por cierto que impactan en el conjunto de los trabajadores.
-El uso y abuso de los recursos fiscales, a través de la nefasta privatización de la función del Estado de proteger, reparar y defender los derechos de las niñas, niños y adolescentes.
– Las inadecuadas y erráticas orientaciones de las jefaturas nacionales en las áreas de Protección y Justicia Juvenil, no han contribuido al logro de la Misión que legalmente ha sido asignada al SENAME y que se ha difundido públicamente a lo largo de los años.
– Las condiciones deficientes y en algunos casos obsoletas de la infraestructura de los Centros, el escaso equipamiento en los Centros de Administración Directa, especialmente en los de Protección.
– Las riesgosas condiciones de seguridad que facilitan la ocurrencia de accidentes y agresiones.
– La ausencia de una Política de personal de cuidado del recurso humano, tendiente a prevenir y abordar las causas de las enfermedades y accidentes laborales de las trabajadoras y trabajadores, generándose tan solo reacciones tardías a las consecuencias de dichas falencias.
– La inexistencia de Programas Permanentes de Capacitación especializada para los trabajadores que ejercen funciones en el Trato Directo con niños y jóvenes. A lo que se suma el desigual acceso a las ya escasas oportunidades de Capacitación de Calidad existentes.

3. Las lamentables muertes de niñas, niños y adolescentes son el resultado de la irresponsabilidad y el abandono del Estado, para que esto ocurriera, se han tomado un conjunto de decisiones de las autoridades, que a lo largo del tiempo han mostrado una deficiente administración y gestión de los recursos humanos y materiales, realidad bien conocida por todos los que nos desempeñamos al interior del Servicio.

4. Planteamos que, la comprensión de nuestra realidad es de suma importancia, ya ésta nos permite generar acciones de presión y transformación frente al lamentable panorama descrito, interpelando a los responsables, generando propuestas a partir de nuestro conocimiento de la realidad y el trabajo que efectuamos con los niños, niñas y jóvenes. Del mismo que denunciando con fuerza las persecuciones y prácticas antisindicales que se existen en el Servicio, precisamente de parte de quienes teniendo responsabilidades administrativas y políticas, no desarrollan adecuadamente su trabajo, evidenciando tanto con sus omisiones como con sus actos, la indiferencia y despreocupación por el respeto de los derechos de los niños, niñas y jóvenes usuarios del Servicio, como también de los trabajadores y trabajadoras que aquí nos desempeñamos.

5. Si bien sabemos que esa condición de inoperancia y injusticia es de larga data, tenemos la convicción de que ello no significa que sea inmodificable o eterna, siendo necesario el accionar consciente del conjunto de los trabajadores y trabajadoras, involucrándonos activamente, discutiendo e incidiendo, en los procesos de implementación, monitoreo y evaluación de la política Estatal de infancia y juventud 2015 – 2025 de Chile.

6. Finalmente, estamos convencidos que nuestra lucha es mucho más grande que una directora nacional o una ministra, y tiene que ver con el porvenir y el destino de cientos de seres humanos, es por eso que hacemos un llamado a sumar y aportar, a cuestionar y no seguir siendo silenciosos y pasivos ante estas situaciones, a defenderse colectivamente, pasando de manera efectiva a participar en la construcción de un nuevo y mejor Servicio Nacional de Menores.

Con la fuerza de la dignidad y la organización!!!

FENATRASE, Federación Nacional de Trabajadores del SENAME