Amanda-luna Cea, vocera de la Aces

Por Equipo Prensa Irreverente 

Es la séptima mujer en asumir la vocería de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, Aces Chile. Tiene 17 años y cursa cuarto medio en el Liceo Experimental Manuel de Salas. Se define como feminista y su referente es Violeta Parra, tanto por su talento musical como por su historia de vida.

Comenzó a participar como delegada de curso al interior de su liceo y fundó, el 2017, la secretaría de género y sexualidad, mismo año en que se redactó el primer protocolo contra la violencia de género, aprobado de manera triestamental en un establecimiento educativo. 

Su compromiso social la llevó a asumir la vocería de los secundarios, pero fue en el año en que estudiantes vestidos de turistas ingresaron a La Moneda, que decidió tomar un compromiso mayor como militante de Unión Rebelde. 

El inicio de su vocería está marcada por los acuerdos tomados en la asamblea nacional de la Aces CHILE, principalmente el llamado a todos los secundarios y secundarias «Que fuimos espectadores de las grandes movilizaciones, a los herederos del 2011​, a todos ellos les digo: Ahora nos toca a nosotros», «Que las demandas del movimiento social no tienen cabida en sus instituciones, aunque algunos crean que en la política solo bastan las buenas intenciones». 

El gobierno de Piñera 

Entendiendo que asume una vocería en el primer año de gobierno de piñera, caracteriza este gobierno como el gobierno «De los empresarios, que en este país las Políticas públicas se hacen por y para los empresarios. Así ocurrió con los empresarios de la salud y el aborto tres causales. Con el lucro en educación y la resolución del TC. También, cuando esconden, en proyectos de ley, su racismo para justificar las condiciones precarias en las que viven nuestros hermanos migrantes. En síntesis, se impone la moral conservadora y las leyes para beneficiarlos a ellos en contra de todos nosotros y nosotras». Asimismo, con las comisiones del gobierno, «creemos que ‘las comisiones de los Grandes Acuerdos’ no son más que la pelea chica en la que cayeron los ilusos​ que alguna vez confiaron en el juego de la democracia y que para lo único que servirán es para legitimar los cambios que haga la derecha en las políticas públicas que, reiteramos, están hechas por y para los empresarios». 

El movimiento estudiantil 

Con respecto al movimiento estudiantil, «Creemos que el movimiento estudiantil del 2011 fracasó porque llevó una lucha que se daba desde la calle pero que la conducían al congreso, y esa es una experiencia que como estudiantes aprendimos y no volveremos a cometer los mismos errores». «Pero hoy existen nuevas manos empuñando viejas banderas, somos una nueva generación que nos toca asumir la conducción del movimiento estudiantil y la lucha por la transformación de la educación, eliminando al mercado y entregando a las comunidades educativas la posibilidad de decidir y diseñar su educación, que debemos profundizar nuestra propuesta educativa para desarrollar ejes que son importantes de abordar por las comunidades, como la educación no sexista, que creemos en la gratuidad universal y que nadie puede lucrar con la educación. Esta vez no seremos ilusos de creer que en el congreso estará la respuesta o que a este gobierno le importa la educación pública, estaremos donde los y las estudiantes del país en conjunto con sus comunidades decidan estar, y ahora han decidido salir a la calle a seguir luchando porque es nuestra única garantía».